mercredi 9 décembre 2009

Reportereso de LA victima de la “sensación” de INSEGURIDAD.

Gracias a tod@s

Disculpen que no ando con onda, pero la verdad es que estoy con tanta IMPOTENCIA, ODIO Y GANAS DE MATAR A ESOS HDP, que solo me siento a la compu para chequear los mails, escribir dos minutos en el Facebook y por las noches ver series ya que no duermo…

Nos turnamos con mi hermana. Esta iba a ser su noche, pero, la verdad, le dije a ella y a mi viejo que duerman ya que son los que están saliendo a hacer todo a la calle, porque encima ya no mandamos a los chicos ni al kiosco porque estos imbéciles andan dando vueltas como si nada y nos conocen....

La policía hace lo que puede, pero son menores, así que entran por una puerta y salen por la otra.

Mañana mi Retoñor tiene turno con la sicóloga que nos mandaron del Centro de Ayuda para las Víctimas de robos y esas cosas. Yo voy el viernes, porque encima eso, es un 1º piso, así que a mi me van a atender en la fiscalía que tiene entrada accesible por donde están los médicos forenses.

My Little Sis  y mi sobri-retoñito tienen que averiguar el turno para la sicóloga infantil, porque mi sobri tiene 9 años y es el que quedó más sugestionado.

El mío está más tranquilo, durmió toda la noche. El viento bajo mis alas quería dormir conmigo para cuidarme, y le dije que no se preocupara que a mi ya no me me puede pasar nada más, que es mejor que ellos duerman seguros arriba con mi hermana y mi papá que está con nosotras.

Los chorros andan como pedro por su casa dando vueltas por el barrio como si nada.

Hoy, no, ayer miércoles, a eso de la una de la tarde vino mi vecina a avisarme que los vio pasar por la puerta de su casa y tenia miedo que vinieran a la mía. Ella vive dos casas atrás de la mía.

Llamé a la policía, estaban en un accidente de tránsito todos (es una de las seccionales y tienen poca gente), así que después de casi 2 horas vinieron y se dieron una vuelta.

Yo estoy llamando a la fiscalía mañana para ver como anda el proceso. No me dieron muchas esperanzas porque... siii, exacto, son menores.

Y para aquellos que me dicen que piense lo del arma, pónganse en mi lugar dos minutos: siéntense en una silla e intenten parar a un loco drogado y borracho que está pateando las puertas y ventanas de tu casa para entrar.

Los delincuentes viven en mi barrio, están a 50 metros de mi casa y andan CAMINANDO tranquilamente y pasando por detrás de mi casa. ¿Y me dicen que no tenga un arma?

Solo imagínense, siéntense en una silla común en su casa, cierren los ojos e imaginen la situación. Empatía que le dicen.


También ayer a la mañana me descubrí los moretones en las piernas donde me dio la bicicleta que me tiró el chorro encima, la rueda marcada clarita en el muslo derecho, otro golpe en el izquierdo, en la pantorrilla y detrás de las rodillas.

La verdad que no tengo ganas de nada. Solo estoy con mi hijo y mi familia, vemos la tele, nos metemos a la compu, hablamos sobre lo que pasó, nos reímos porque salí en el diario; estoy con visitas de hermanos de la iglesia que me vienen a ofrecer ayuda, y ahora estoy preparándome con las series y los juegos en la compu para pasar la noche. (Estoy escribiendo esto en la madrugada. Son casi las dos de la mañana del 10 de diciembre. Es mi 2º noche en vela).

Lo único que me mantiene cuerda, digamos (ok, es un decir, jaja!) es que me he propuesto seguir con esto de ver a los ladrones en un lugar, encerrados, lejos de mi casa.

Voy a seguir el proceso y voy a romper tanto la paciencia a la Fiscalía y a la policía que van a tener que hacer algo, sí o si.

Estos pedazos de energúmenos y descerebrados no saben con quién se metieron.

Ya mande carta al gobernador y a los diarios.  Y con el expediente que empezaron los del Centro de ayuda a las Victimas y todos los datos que voy a buscar de las quichicientas entradas y salidas de la comisaría por robo, hurto y todos los delitos que cometieron estos imbéciles, voy a encontrar la forma de sacarlos del barrio; hay vecinos que me van a ayudar, vecinos que ya les entraron, les pegaron a los hijos, les rompieron vidrios y autos... No, si son una joyita los "pobrecitos menores".

Y repito, los “pobrecitos menores”, esos que me rompieron todas las puertas y ventanas de mi casa, entraron, me tiraron una bicicleta encima y amenazaron con matarme aún sabiendo que estoy en silla de ruedas, no saben con quién se metieron.

Haceme lo que quieras a mi, pero no te metas con mi familia y mi casa, porque soy capaz de TODO.

 

Y no, no estoy tranquila, tengo mucha rabia, y estoy MUY ENOJADA.

Lo que pasé, el terror, la desesperación de sentirme atacada y estar indefensa sentada en una silla de ruedas, defendiéndome con un palo a golpes y gritos pelados para que no entren a robarme lo poco que tengo y que me costó un montón conseguir, no lo paso más.

Esto va a seguir hasta las últimas consecuencias.

Y repito: pónganse en mi lugar y van a ver que los razonamientos lógicos, la moral y las buenas costumbres se van al carajo cuando están destrozándote a patadas las puertas y ventanas de tu casa y entran y te dicen que te van a matar.

Ah! Y al otro día, los ven pasear a los ladrones por el barrio, a metros de tu casa, como si nada….

Y dicen que la inseguridad es una “sensación”.

0 commentaires:

mensajes bonitos © 2015 - 2016 : All Rights Reserved