dimanche 5 décembre 2010

Pedagogía Institucional


Antes de analizar las principales tendencias de la pedagogía institucional conviene que fijemos el concepto de “institución” y el de “pedagogía institucional” para saber exactamente de que estamos hablando.

¿Qué entendemos por instituciones? El conjunto de reglas que determinan aquello que se hace y aquello que no se hace en tal o cual lugar o en tal o cual momento, esto es, aquello que designamos las leyes de clase, también es una institución. Pero también llamamos institución aquello que nosotros instituimos.

La concepción de la pedagogía institucional: el conjunto de técnicas educativas que transforman la clase primaria, reconociendo las analogías con las técnicas de renovación y transformación de los hospitales, psiquiátricos, técnicas de psicoterapia institucional (…) En 1965 definíamos provisionalmente la pedagogía institucional como un conjunto de técnicas, de organizaciones, de métodos de trabajo y de instituciones internas nacidas de la práctica de clases activas, que coloca a niños y a adultos en situaciones nuevas y variadas que requieren de cada uno compromiso personal, iniciativa, acción y perseverancia.

Llamaremos instituciones pedagógicas internas a:

  • La dimensión estructural y reglas de intercambios pedagógicos.

  • El conjunto de técnicas institucionales que se pueden utilizar en la clase: el trabajo en equipo, la cooperativa, el consejo de gestión de los alumnos, la correspondencia.

Designamos como instituciones pedagógicas externas a las estructuras pedagógicas, exteriores a la clase: el grupo escolar de la cual la clase forma parte, la academia, los inspectores.

La primera estructura de la pedagogía institucional fue el Grupo de Técnicas Educativas (GTE), en su formación hubo múltiples intereses y afanes de protagonismo, pero se acabó buscando una solución de compromiso aceptando un nombre que no gustaba a todos: Grupo de Técnicas Educativas.

A partir del coloquio de 1962, que tuvo lugar en Montry, se habló del término “institución”, pero fue a partir de 1963 cuando empezó a hablar de pedagogía institucional para referirse a la pedagogía desarrollada dentro del GTE. Poco a poco surgieron los principios de la pedagogía institucional:

  • El niño debe ser el gran determinante y definidor de la actividad escolar.

  • El alumno debe tener plena libertad en la escuela.

  • Tiene el derecho para manifestar sus necesidades y dar salida a sus tensiones,

  • El aula debe ser sinónimo de vida en libertad con una práctica de autogestión.

  • El alumno deberá poder organizar la vida en el aula en torno a sus intereses, necesidades y deseos.

Practicaban la dinámica de grupos, el psicoanálisis y la no directividad junto a algunas técnicas freinetistas como la imprenta y el diario escolar, pero se negaban a comprar el material didáctico a la Cooperación de la Escuela Laica porque la aplicación de su plan escolar no requería las fichas ni el resto del instrumental de la pedagogía de Freinet.

La Cohesión del grupo era escasa; las perspectivas de análisis diferentes; las profesiones y formaciones diversas, intereses pedagógicos y opciones profesionales encontrados, además de las simpatías y antipatías y el choque de personalidades fuertes. En 1964 se intentó encontrar una solución intermedia antes de escindirse que fue la creación de grupos de trabajo, que ya en embrión eran asociaciones diferentes. Finalmente se crearon tres grupos:

  • Grupo de investigación, que agrupaban a las parvulistas, bajo la dirección de Annie Grochowski y que de hecho funcionaba como grupo desde hacía años.

  • Grupo de Estudios Teóricos (GET), en la que estaban los hermanos Oury, aunque finalmente figuraba al frente P. Chauvin.

  • Grupo de Psicosociológico (GP), del que eran responsables B. Bessiere, en el que figuraba Fonvielle.

Las dos corrientes, aunque tienen puntos en común, son bastante diferentes entre sí. Los elementos comunes más llamativos son los siguientes:

  • Oposición y crítica a la pedagogía tradicional.

  • Están basadas en las corrientes renovadoras.

  • Suponen un análisis de la institución en términos de poder y el educador renuncia al poder que le entrega al alumno.

  • El grupo como lugar de comunicación e intercambios.

  • Carácter fronterizo entre lo educativo y lo terapéutico.

  • La insistencia en la estrecha relación entre lo pedagógico y lo político.

Por otra parte, algunos de los elementos diferenciadores que más resaltan entre las dos corrientes institucionales son:

  • El eje de una es la psicosociología y la no directividad y la otra acepta la orientación freudiana y la psicoterapia institucional.

  • Una corriente insiste en una estricta no directividad inicial, la otra está estructurada desde el principio de curso a través de las técnicas Freinet.

0 commentaires:

mensajes bonitos © 2015 - 2016 : All Rights Reserved