mardi 1 décembre 2009

¿Seguimos en Diciembre? ¡Jaja!

picture1 En el post de ayer les contaba que el mes de Diciembre (¿con d minúscula o mayúscula? Y bueno, yo soy más numeral, ya saben! Ajaja!) no me gustaba mucho, pero creo que no me supe explicar muy bien…

Si bien Diciembre es el mes del accidente y el mes de algunos recuerdos tristes, no significa que me agarre la depre ni nada por el estilo, ¡por favor! Tengo muchísimas cosas por las cuales alegrarme y disfrutar de mi vida “sobre ruedas”.

Desde el momento en que salí de Terapia Intensiva - después de haber estado casi 3 meses con un pié en el mundo de los espíritus y otro en el mundo terrenal -, y llegué a mi casa habiendo pasado casi 14 meses en un hospital - y sabiendo que tendría que volver otra vez a seguir con las cirugías que me quedaban (en total fueron 21) -, tomé la decisión de que mi Retoñor no iba a sufrir las “consecuencias” del accidente. Ergo: aún en silla de ruedas las cosas seguirían adelante y disfrutaríamos la 2º oportunidad que me daba mi Padre Celestial de seguir viviendo a pesar de haber quedado en silla de ruedas.

navidad Así que les cuento que me encanta armar el arbolito, me encanta que mi Retoñor y mi sobri-retoñito me digan que quieren que “Papá Noel” les traiga tal o cual cosa a pesar de que saben que no existe.

Me encanta preparar los “sanguchitos” de miga de varios sabores, los Crepés Primavera; tener pan dulce sin frutas, budines, garrapiñadas, y sidra sin alcohol.

Me encanta esperar mirando la tele (Crónica, es un clásico, ajaja!) con Retoñor, my Little Sis, sobri-retoñito y el autor de mis días, hasta las 12 de la noche para levantar nuestras copas que tienen 40 años en mi familia (van quedando pocas, de todos los tamaños, pero pocas) y brindar diciendo ¡¡Feliz Navidad!! y darnos besotes entre todos…

Me encanta ponernos los abrigos livianos, porque a pesar de estar en verano acá en la Patagonia se pone fresco para manga corta, y salir a la puerta de casa a ver los juegos artificiales que nuestros vecinos arrojan como locos para ver quién tiene los más estruendosos o los más colorinches….

nav28 Estoy agradecida de que mis Retoñores entiendan que a veces no hay regalos porque los piden durante el año, y que a veces la plata no alcanza para tener muchos regalos bajo el árbol de Navidad. Son lo suficientemente inteligentes para darse cuenta que lo material no lo es todo en la vida. Aparte que cuando podemos, ellos saben que les damos lo que quieren sin importar si estamos en Navidad, Reyes o día del niño.

La Navidad es festejar – para los que creen – el nacimiento de Jesucristo. Lo demás viene por añadidura, y por las tradiciones de cada país y de cada familia.

Tal vez lo que si me pone como loca, casi, es que el dinero no alcance para todo lo que queremos hacer.

Pero por suerte, siempre veo el vaso medio lleno, así que puedo decir que, si bien no soy fana del mes de diciembre, lo disimulo bastante bien y lo disfruto a full junto a mi Retoñor, el viento bajo mis alas

 

N9GrinchCindyLou

 

mimo1

0 commentaires:

mensajes bonitos © 2015 - 2016 : All Rights Reserved