jeudi 17 décembre 2009

Reportereso. #inseguridad. #infierno. #misderechos.

18 minutos del viernes 18. ¡Capicúa! Jaja! Bueeno, casi che.

10 días que parece que vivo en una dimensión desconocida.

Por las noche no duermo. Cada golpe, perro que ladra en la calle, pasos por la vereda de mi casa que escucho, me crispa los nervios y me pone mis 5 sentidos en alerta máxima.

Felipe duerme a mi lado, pero creo que lo hace porque está re asustado. Es mi pastor alemán de 3 años, que todos dicen porque no agarró a los ladrones, y yo contesto: NO HABLEN SI NO ESTUVIERON AHI. Un animal ataca cuando sabe que es lo que pasa, pero esa noche nos atacaban la casa por todos lados, con PIEDRAS, PATADAS, golpes de HIERROS Y PALOS en puertas y ventanas, no sabíamos por dónde iban a entrar… El animal no es tonto, sabe cuando lleva las de perder, eso sí, permaneció a mi lado cuando entró el “menor delincuente” por la puerta amenazándome con que me mataría y tirándome con la bicicleta y las piedras por la cabeza. Estoy segura que al vernos a los dos, a mi perro Felipe y a mí – en silla de ruedas - haciéndole frente lo desconcertó y por eso se fue a querer entrar por la ventana para sorprendernos por otro lado, pero se encontró con mi palo y mis gritos. ¡Ja! No se la llevó de arriba.

Pero les cuento algo. Terminaba de escribir el último post a eso de las dos de la mañana del miércoles, lo publico y me pongo a mirar series. Cuando a las tres y media Felipe ladra mal, enojado, y escucho pasos y alguien que pasa por mi ventana.

Me armé de mi palito y agarré a Felipe del collar y me puse en la puerta. Yo estaba levantada, no me acuesto porque estoy vigilando mi casa.

A todo esto mi hermana ya se había levantado porque escuchó a Felipe y me dice: ¡Es la policía que está pasando!

Pasaron 20’ y otra vez Felipe ladra y ya se escuchan corridas, voces, gritos, todo EN LA PUERTA DE MI CASA.

Prendo luces y agarro “artillería”; arriba mi papá estaba levantado, los chicos despiertos pero en su habitación, y mi hermana mirando por las ventanas a ver que pasaba…

Era la policía. Varios oficiales.

Andaban rastrillando el barrio porque habían entrado a robar en una casa en la otra cuadra, frente a la escuela (yo estoy atrás de la escuela que abarca la media cuadra donde yo vivo).

Como los pescaron, rompieron varias cosas y huyeron. Los atraparon. Eran “menores” que pertenecían a la misma familia que me habían entrado a robar a mí, 8 días antes.

Cuando me enteré NO LO PODÍA CREER. Habían pasado 8 días.

¡8 días después de haber entrado a robar a mi casa, roban otra casa y en el mismo barrio!

Fue una hora de mierda. Desde las 3:30 hasta las 4:30 pasadas con el corazón en la boca porque no sabía en que momento iban a entrar, ya que tengo las puertas y ventanas con unas maderas no más, ¡si todavía no las puedo arreglar!

Ayer cuando fue a comprar, mi hermana habló con el señor que fue asaltado, es el dueño de un kiosco que lo puso hace poquito, antes que terminen las clases. Le contó que entraron sigilosamente por el patio de atrás, se metieron a la habitación de la hija (23 años), ella se hizo la dormida mientras con el celular llamaba a la policía, de repente les dice “¿qué hacen acá!!” y los chorros (delincuentes/ladrones/menores) al verse sorprendidos empezaron a romper cosas, hicieron añicos un LCD de 42” y robaron unos documentos y dinero; lo bueno que les pasó a ellos es que la policía estaba en la puerta a los 5’ y ahí es donde empezó la persecución, los gritos y las carreras entre ladrones y policías atravesando el barrio

Pero lo que más rabia le dio al buen hombre es que cuando estaban en la comisaría, llegó el padre del “menor”, otro chorro re conocido, siiii, un ladrón que conocen TODOS, a retirar a “la joyita”.

 

¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?¿?   IN – CRE – Í – BLE, pero real, Gente.

 

Les digo que hay un ambiente en el barrio…; los vecinos están, estamos, HARTOS. Algunos quieren incendiarles la casa con todos adentro. Otros se la tienen jurada.

Yo quiero apedrearles la casa donde viven, que está en la esquina de la mía, a las 4 de la mañana; golpear con palos y piedras las ventanas y las puertas; entrar y tirarles una bicicleta encima, unas piedras por la cabeza y después pasarles por encima con la silla de ruedas, pero por las manos, las piernas y los pies.

Antes quería matarlos, pero sería darles un escape muy fácil, entonces que sigan viviendo y sufran. Eso sí, reinciden y vamos por la amputación de miembros, si, ¡ese también!

El 20 de diciembre parece que va a haber una reunión de vecinos del barrio para ver que se hace con esta situación de inseguridad que estamos viviendo.

Todavía no me invitaron, pero ya voy a averiguar donde es.

Menos mal que ya pusieron las rejas de las ventanas de casa que dan a la calle, pero los postigones de madera siguen rotos, así que estoy tranquila a medias.

A la puerta de la calle le hicimos poner una especie de barra de seguridad de hierro, como en el Far West, al menos si empujan y la quieren abrir, les va a costar bastante.

Ya están empezando a rellenar las columnas para levantar la pared en el patio.

Quiero que esta pesadilla termine ya. IPSO FACTO.

Quiero dormir tranquila.

Quiero vivir en mi casa tranquila.

Quiero que los “menores delincuentes” estén encerrados.

Quiero ser el Alcalde Rudolph Giuliani. Tolerancia Cero.

 

wheelchair_mafia-

 

Hace 10 noches que no duermo. Me acuesto cuando está amaneciendo. Duermo mínimo 4 horas, con suerte 5. Ayer dormí desde las 6 am hasta las 12, con una sola interrupción, pero logré dormir casi de un tirón.

No, mis ojeras se están portando bien, no se hacen notar. Pero no creo que se queden donde están, un par de noches más y harán acto de presencia. Gracias al cielo que existe el make up, ¡aajaja!

No me digan que me calme, porque calmada estoy, lo que tengo es rabia y preocupación de que vuelvan a entrar. Mi casa está con el frente casi desprotegido, porque si bien tengo rejas ahora, los postigones están rotos y las ventanas vulnerables a recibir unas buenas pedradas y así romper los vidrios, ya que al no poder entrar, van a destrozar todo.

Yo me pude sobreponer al accidente porque fue eso, un accidente.

Me he sobrepuesto a esto del robo, pero es distinto, estoy indignada. Esto es un ultraje a mi vida privada, a mis derechos; una violación a la propiedad privada. Yo conozco a los culpables, a los autores de tamaña desvergüenza que están SUELTOS y reincidiendo, son “menores delincuentes” que se sienten impunes porque entran a la comisaría por una puerta y salen por la otra, o a veces por la misma, matándose de risa, y burlándose porque saben que en un rato vuelven a las andadas.

¡Ah! Y viven en la esquina de mi casa. En mi barrio. ¿¿Y??

¿¿¿Y??? ¿Qué harían ustedes? Pónganse en mi lugar, pero para que sepan la dimensión de estar en mi lugar, siéntense en una silla e imaginen que les entran a robar y no se pueden defender… Y recuerden que no se pueden parar de esa silla y salir corriendo, tienen que quedarse ahí enfrentando a un par de “menores” alcoholizados y drogados diciéndoles que los van a matar.

¿¿Y?? ¿¿Qué harían ustedes??

 

Repito:

 

Quiero ser el Alcalde Rudolph Giuliani. Tolerancia Cero.

 

gatosospechoso.

0 commentaires:

mensajes bonitos © 2015 - 2016 : All Rights Reserved