mardi 15 décembre 2009

Monotemática. Y… ¡es lo que hay, Gente!

lunes1 Las cosas siguen igual. Yo estoy sin dormir de noche. Recupero algo de sueño en el día, pero desde el lunes están viniendo los albañiles a las 8 de la mañana a construir la pared de más de 3 mts en el patio de mi casa, así que están meta golpear para picar las paredes y hacer unas columnas para reforzar la estructura y construir 2 mts más de pared encima del paredón en casa.

Yo me acuesto a las 5, cuando está clarito y falta poco para el amanecer.

No, si estoy romántica ahora, me quedo despierta para ver amanecer un nuevo día… ¡Aajajaa! De paso, cada vez que amanece un nuevo día agradezco haber pasado una noche más sin haber sido “violentada” por unos ladrones mal paridos. ¡Ah! Los ladrones son menores delincuentes que viven en la esquina de casa, por cierto.

Y aclaro, no es que NO pueda dormir, pero hasta que no pongan las rejas en las ventanas y puerta que dan a la calle, que son las que están destruidas y las cubrimos con unas maderas, no voy a dormir tranquila. Dos veces no me sorprenden estos HDP.

Igual, nunca más voy a dormir “tranquila”, porque los ladrones no solo te roban cosas materiales y te destruyen tu casa, si no que te roban la TRANQUILIDAD.

Recuperé una parte de lo que me robaron, estoy endeuda hasta el pelo para poder pagar los arreglos y la transformación de mi casa en una cárcel, pero ¿¿y la TRANQUILIDAD?? ¿¿Cómo la recupero?? ¿¿Quién me la devuelve?? ¿¿El Estado?? Nah! Nadie me la devuelve.

Y antes de ayer recibí un mail con esta frase: “Voy a hacer la misma pregunta que te hizo alguien, no me acuerdo quien..... aparte de ser chorros, tendrían algo en especial con ustedes??”

¡Lo que me faltaba! La policía me hizo la misma pregunta, pero fue más directa, porque me dijeron si les habíamos hecho algo…

Ahora resulta que hay que ver si no les hicimos algo para que se ensañaran de esa manera, tirando piedras, dando patadas, rompiendo la puerta, entrando a MI CASA, amenazarme de muerte, tirarme una bicicleta encima, un par de piedras por la cabeza y no obstante, salir y querer entrar OTRA VEZ por mi ventana donde recibieron unos buenos palos de mi parte, sentada y todo en la silla de ruedas...

¡¡Pero por favor!! Es como decir que a la que violaron lo hicieron porque llevaba ropa indecorosa o ajustada o muy corta…

Yo tengo una regla:

No hagas a los demás lo que no te gustan que te hagan a ti.

Yo no me meto con nadie, como soy educada saludo a cada no de mis vecinos como eso, como vecinos.

Los ladrones, al menos al que atraparon con uno de los elementos que me robó a pesar de los palazos que yo le daba cuando quería entrar por mi ventana, pertenece a una familia de ladrones problemáticos que ya vivían en el barrio antes que yo me cambiara. Yo vine a vivir a fines del 2000. Un día, vinieron unos nenitos de esa familia y golpearon a mi hijo. Ni siquiera fui a reprocharles nada porque Retoñor tenía 4 años y ellos andaban por ahí, un poquito más. Cosas de chicos.

MandyyyMuchas madres cuyos hijos fueron patoteados por esos “menores delincuentes” fueron a pelearse con ellos y hasta hicieron una exposición (no una denuncia, que no es lo mismo) policial y todo quedó ahí.

Bueno, no tanto, porque siguieron golpeando a todos los chicos del barrio, menos a mi hijo, aunque corrieron una vez a mi sobrino pero no le hicieron nada.

Muchos de los damnificados se quedaron callados. A muchos no solo les golpearon a sus hijos, si no que les entraron a robar, rompieron vidrios y robaron estéreos de los autos.

Y como siempre, uno piensa que no le va a pasar – tantas veces repetí eso con aquellos que nunca tuvieron un accidente y no se quedaron en silla de ruedas – que como uno no se mete con nadie, piensa que NO HAY MOTIVOS para que se metan con uno. ERROR.

Los ladrones se “meten” con cualquiera, no les importa nada de nada, solo quieren tener lo que no es de ellos, quieren apropiarse de lo que es tuyo por el simple hecho de que está en su naturaleza, hayan nacido así o se hayan transformado en ladrones. Y si son menores, nacen así.

Y en el Facebook una de las chicas me comenta que en su barrio había un par de “menores delincuentes” problemáticos y que se juntaron entre dos o tres y les dieron una paliza de aquellas y se calmaron.

Lástima que acá eso no funcionaría, porque son como las cucarachas, se reproducen y multiplican a una velocidad extraordinaria, y no solo tenés que lidiar con esos delincuentes, si no con toda la familia. No es tan fácil.

Recién llevo una semana del robo. Estamos con las fiestas en unos días. Todos están de vacaciones, la justicia, el estado, y espero que la policía no, porque ahí si que estamos perdidos.

Pero con fiestas y todos, voy a seguir con esto hasta las últimas consecuencias.

Los que vienen leyendo mi blog saben que yo siempre trate de ver las cosas con humor, con buena onda, que estar en silla de ruedas no me hizo una mujer amargada y deprimida, que siempre le pongo garra para salir adelante, a pesar de todo.

Pero yo estoy en una silla de ruedas por un ACCIDENTE, que por más que perdí a mamá, nadie lo provocó, nadie fue el “culpable”, y eso lo tengo bien claro, fue un ACCIDENTE.

El robo no fue un accidente, fue con premeditación y alevosía, fue violento, me sentí ultrajada, ¡me sentí desprotegida en MI PROPIA CASA Gente!, la rabia que tengo es indescriptible.

Mis Retoñores están recuperándose bien, ellos están bien dentro de lo que se puede estar bien, al menos salen sin temor pero con precaución; mi hermana, mi papá, y yo – a pesar de los terribles moretones que tengo en las piernas por la bicicleta que me tiraron encima– estamos anonadados y enojados, pero con “la cabeza fría”

wheelchair_mafia- Yo voy a superar esto, no del todo, porque repito, la TRANQUILIDAD no me la devuelve nadie mientras vivan esos ladrones (menores) en la esquina de mi casa.

Pero no voy a quedarme callada.

Si bien yo empecé mi blog para contar que se puede seguir viviendo feliz a pesar de estar en una silla de ruedas, también es donde expreso todo lo que me pasa, y lamentablemente, este tema da para rato.

Yo sigo siendo feliz en silla de ruedas, me enfrenté a un par de ladrones sentada y consiguieron solo romper y quebrar puertas y ventanas.

Pero para quebrar a Ivana Carina, faltan muchos ladrones más.

Mi felicidad es lograr vivir hasta donde sea posible, tranquila junto a mi familia.

Y les aseguro que con el tiempo, tal vez este blog vuelva a ser lo que era antes, pero por ahora, estoy como una leona embravecida y no voy a parar hasta lograr que por lo menos, se haga justicia.

Y voy a seguir hablando de lo mismo, así que el que avisa no traiciona.

Hago catarsis al escribir en mi blog.

Y no se molesten en “aconsejarme” que me calme, porque repito: no están en silla de ruedas y no les pasó a ustedes.

Recuerden que soy leonina, así que soy muy difícil de domesticar...

 

African-lion-cub-picture-1

 

Nota: Gracias por sus comentarios, ¡en serio! Y disculpen que no los contesto… Pero los leo.

0 commentaires:

mensajes bonitos © 2015 - 2016 : All Rights Reserved