samedi 12 décembre 2009

3:50 am. Pesadilla en lo de Ivy’s.

Son las 3:50, casi, del 12 de diciembre de 2009. Estoy despierta. NO es que no pueda dormir, no quiero, prefiero estar alerta….

Esa es la hora en que empezó la pesadilla el 8 de diciembre, cuando los bastardos, basuras, imbéciles, descerebrados, parias, y mal nacidos de los “pobrecitos menores delincuentes atrapados con los elementos robados encima y a pesar de eso los protegen las leyes internacionales y nacionales” empezaron a destrozar mi casa a pedradas, fierrazos y patadas; entraron a puras patadas por la puerta del frente, me tiraron una bicicleta mountain bike encima, salieron, me tiraron una piedra por la cabeza que esquivé; se fueron a la ventana de mi habitación para terminar de romper la persiana de madera, romper a puño limpio la ventana, y querer meterse, y como yo estaba ahí a los gritos y pegándole con un palo en el brazo y en la mano, manoteó lo que pudo (la base del inalámbrico con cables telefónicos incluidos) y salió corriendo. (Ya se habían robado una campera que alcanzaron a manotear al entrar, pero que al verme a mí en la silla de ruedas, sacarme la bici de encima y enfrentarlos con el pobre Felipito – mi pastor alemán que estaba tan asustado por el ruido que solo atinaba a quedarse al lado mío – agarrado para intimidarlo, gritarle “no vas a entrar, hijo de puta, andate de mi casa” se fueron, se dieron cuenta y volvieron a arremeter por mi habitación y ahí le empecé a dar de palos, para que tenga y guarde)

La policía llegó después de casi 20’, empezamos a llamarlos (mi hermana tiene grabadas en su teléfono celular la hora de las llamadas): 4:07, 4:09, 4:13, 4:14, 4:14, 4:16, mientras eso ocurría, los “pobrecitos menores delincuentes atrapados con los elementos robados encima y a pesar de eso los protegen las leyes internacionales y nacionales” pateaban y apedreaban mi casa, entraban, me amenazaban de muerte, me tiraban una bicicleta encima y por si fuera poco, a pesar de los golpes que yo le daba, el “pobrecito menor delincuente atrapado con los elementos robados encima y a pesar de eso lo protegen las leyes internacionales y nacionales” insistía en querer entrar A MI CASA. Porque era MI CASA, MIS COSAS, nadie me las regaló, las tengo porque laburamos y porque nos sacrificamos por ellas.

Lo bueno es que la policía atrapó  al “pobrecito menor delincuente atrapado con los elementos robados encima y a pesar de eso lo protegen las leyes internacionales y nacionales” con la base del inalámbrico y los cables telefónicos en la mano, a metros de mi casa, y a la hija de su buena madre de 18 años que estaba en el grupo destrozando mi casa a pedradas y patadas.

 

Salieron a las pocas horas porque son “pobrecitos menores delincuentes atrapados con los elementos robados encima y a pesar de eso los protegen las leyes internacionales y nacionales”

 

Todo venía queriéndose acomodar a pesar de que los “pobrecitos menores delincuentes atrapados con los elementos robados encima y a pesar de eso los protegen las leyes internacionales y nacionales” se pasean por mi barrio, a metros de mi casa, - porque no sé si sabían que viven a media cuadra de mi casa, en el mismo barrio -, cuando el viernes a las 10 de la noche me trae mi cuñada del acto de colación de grados de mi hermano, y ¿qué veo? A los “pobrecitos menores delincuentes atrapados con los elementos robados encima y a pesar de eso los protegen las leyes internacionales y nacionales” sentados en la vereda de su casa tomando CERVEZA.

Termino de bajar del auto, me escucha mi vecina, sale a conversar conmigo y me dice si no los vi tomando CERVEZA a los “pobrecitos menores delincuentes atrapados con los elementos robados encima y a pesar de eso los protegen las leyes internacionales y nacionales” (aunque ella utilizó OTROS adjetivos calificativos) en la esquina.

Entro a casa, llamo a la comisaría y les aclaro que mi llamada es para advertirles que YO VI a los “pobrecitos menores delincuentes atrapados con los elementos robados encima y a pesar de eso los protegen las leyes internacionales y nacionales” tomando cerveza a las 10 de la noche, así que se preparan para recibir mi llamada en cuanto los escuchara pasar por la puerta de mi casa, porque si A ESA HORA ya estaban tomando CERVEZA que les vende el kiosco de al lado de la casa, si gente, el kiosquero les vende cervezas a los “pobrecitos menores delincuentes atrapados con los elementos robados encima y a pesar de eso los protegen las leyes internacionales y nacionales”, no quería saber en qué estado iban a estar en un par de horas.

 

Ah! Y el viernes fui a la psicóloga del “Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito” y a pesar de lo que me pasó, estoy totalmente en mis cabales, y mi rabia, indignación e impotencia es la reacción normal ante un hecho de tal magnitud.

Y aparte me enteré que todavía no han designado un fiscal para la causa, que está en “averiguaciones”

No sé que más quieren averiguar. Tal vez piensen que me hago la que estoy en silla de ruedas y que lo que me hicieron fue culpa mía. Deben estar averiguando si soy o me hago la discapacitada.

Ah no! Cieereerto…. Tal vez porque no soy una de los “pobrecitos menores delincuentes atrapados con los elementos robados encima y a pesar de eso los protegen las leyes internacionales y nacionales”, la que termine en la cárcel sea yo por haber golpeado con un palo a los “pobrecitos menores delincuentes atrapados con los elementos robados encima y a pesar de eso los protegen las leyes internacionales y nacionales” que destrozaron mi casa, me amenazaron de muerte, me tiraron una bicicleta encima, me robaron elementos de MI PROPIEDAD que yo pagué y por eso son míos, ENTRARON A MI CASA y yo los denuncié por bonitos y bien peinados.

 

Y voy a seguir con este tema hasta las últimas consecuencias porque me hartaron, me hastiaron, me humillaron, fui avasallada en MIS DERECHOS y me amenazaron a mi y a mi familia, y eso no se los voy a perdonar JAMÁS, porque la pesadilla que viví despierta en MI CASA no se la deseo ni a mi peor enemigo…

NO, rectifico: a los únicos que les deseo esa PESADILLA es a los “pobrecitos menores delincuentes atrapados con los elementos robados encima y a pesar de eso, los protegen las leyes internacionales y nacionales”

Y me voy a dormir porque ya está amaneciendo (4:55 del sábado 12 de diciembre y los pajaritos ya se despertaron y no me van a dejar dormir, jaja), y al menos con la luz del día no creo que se animen a entrar a mi casa los ladrones…

Espero.

wheelchair_mafia-

 

 

 

Nota: Ayer 11 de diciembre a las 6 de la mañana se cumplieron 28 años de mi llegada a Trelew, Chubut, Patagonia Argentina.

Che, eso de “pobrecitos menores delincuentes atrapados con los elementos robados encima y a pesar de eso los protegen las leyes internacionales y nacionales” debería leerse: los HDP, LA DRO NES,  DE LIN CUEN TES,  MAL NA CI DOS, etc.

0 commentaires:

mensajes bonitos © 2015 - 2016 : All Rights Reserved