Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript! [ ? ]

lundi 15 novembre 2010

Susceptibles abstenerse de leer este post.

My-Coffee-YetsEl que avisa no traiciona. Aparte viene para largo, aclaro… Desternillado de risa

No quiero herir susceptibilidades, porque para susceptible y/o quisquillosa estoy yo. Lengua fuera

 

Ok, el tema viene así.

No entiendo, ni me entra en la cabeza que personas que teniendo trabajo, salud, familia, caminan, tienen que comer todos los días, sus hijos están sanos, no pasan ningún tipo de necesidad, tienen todo eso y más… ¡¡se depriman!!

¡Pero por favor! Yo, en silla de ruedas, sin plata, sin trabajo fijo, viviendo de una pensión por discapacidad de $900 (U$S 228), con miles de dramas con mis quichicientos huesos fracturados y operados más de 20 veces, con calles inaccesibles, veredas rotas, lugares que quiero entrar y no puedo porque tienen quinientos mil escalones, no puedo ir al cine, no puedo salir a dar una vuelta a la manzana sin terminar con las ruedas de mi silla echas pelota (sorry, pero estoy sacada), y otros dramas que no vienen al caso, me levanto cada mañana (doliéndome hasta el pelo), respiro profundo, pienso y agradezco que estoy viva y que tengo a mi hijo sano, entonces me siento en la wheelchair y me voy a preparar el desayuno a mi Retoñor y sigo “de pie” tooodo el día…

Si bien recibo ayuda de mi familia para sobrevivir, la ganas de estar bien y de salir adelante no se las puedo pedir a mi hijo, a mi Little Sister, al autor de mis días o a mi hermano, nononoo, tengo que darle pa’lante como dicen mis amigos venezolanos y españoles, y ni pensar en deprimirme, porque sino, mal me veo…

Es por eso que de verdad no entiendo como hay gente que se deprime…

Sé que muchos que me leerán pueden haber pasado por estados depresivos, pero estoy más que segura que aprendieron que esa no era la manera de enfrentar los problemas, que la única manera de poder enfrentar los dramas que la vida te presenta es pensar que no solo uno sufre, sino los que están a nuestro alrededor, nuestra familia, y que hay que pensar que TODO tiene solución, menos la muerte.

 

Siempre digo que el accidente me sirvió para muchas cosas. Cuando me dijeron que nunca iba a sentarme – y eso que no tuve lesión medular, solo fractura expuesta de pelvis y ambas rodillas, junto con fractura caderas - , y que iba a vivir acostada mirando el techo de una habitación de por vida, decidí que me iba a mover y me iba a sentar. Bueno, cuando me senté, me dijeron que nunca iba a andar ni en silla de ruedas porque no iba a sentarme en un ángulo de 90º, es decir, la única posibilidad era una silla de ruedas especial donde estaría media acostada, pero me puse el firme propósito y me senté en una silla de ruedas “común” aunque me dolió hasta el alma, pero me senté.

Me enfrento cada día con barreras arquitectónicas que no me hacen la vida para nada fácil, me la complican al punto de que tengo que pensar dos veces cuando voy a salir, porque tengo que dibujar en mi mente las rutas alternativas para andar en mi silla de ruedas por el centro, pero así y todo: SALGO.

Cada día quiero salir a correr con mi hijo y nuestro perro cuando lo saca a que haga sus necesidades pero me tengo que quedar sentada, mirándolo en la vereda de casa, y sin embargo a pesar de eso, igual me siento feliz por verlos correr y andar en la calle.

¿Alguna vez me deprimí? ¡Obvio! Internada a 1500 kms de mi casa lejos de mi hijo de 2 años y medio, y con CERO posibilidades de llevar una “vida normal”; sufriendo cirugías, infecciones y ganas de morirme con tal de no sentir taanto dolor; juntando todo eso, obvio que me deprimí, pero de solo pensar en mi hijo y en la vida que quería llevar a su lado aunque quedara en silla de ruedas hizo que esa depresión durara el tiempo suficiente para hacer “mi duelo” por haber dejado de ser la Ivana Carina que caminaba y pasaba a ser la Ivana Carina en silla de ruedas, pero fue por unos meses… Después, a respirar profundo y seguir adelante criando a mi hijo y tratando de rehabilitar lo que había quedado de la Ivy post accidente.

No digo que de vez en cuando más de uno caiga en estados de “depresión” alimentados por las circunstancias que los rodean, pero cuando uno tiene en la vida lo suficiente para ser feliz, ¡hay que dejarse de joder y ponerse las pilas y salir adelante, Gente!

Disculpen mis exabruptos, pero es que sinceramente no entiendo los que se viven deprimiendo y no valoran lo que tienen alrededor.

 

Si llegaron hasta acá, muchas gracias… Ajajaja! crazy2

Tenía que decirlo, lo tenía atragantado desde el viernes. jereje11

 

sea happy

0 commentaires:

mensajes bonitos © 2015 - 2019 : All Rights Reserved