dimanche 28 septembre 2008

Mi camino espiritual.

salgado_patagonia Cuando me prendí en la idea de Bruno de hacer un post donde hubiera un sincericidio, es decir, me hicieran preguntas y las contestara sinceramente, Mariana, de Cruzando las Grandes Aguas, fuera de programa, me dejó estas preguntas muy interesantes que decidí utilizarlas para escribir el post del día de la fecha (Si me dejan publicarlo, porque estoy escribiendo esto desde mi Windows Live Writer sin poder conectarme a la Web... Tengo Speedy, pero no logro entrar a ninguna página! Y son ya más de la una de la mañana de hoy domingo! Grrr!!!) RECIÉN PUEDO PUBLICAR, 12:31 pm, ggrrrrr!!!

Viene para largo..... Así que acomódense y dejen volar sus ojitos a través del post. El que avisa no traiciona.

Como la mayoría sabe, y los que no se enteraran ahora, yo pertenezco a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, comúnmente llamados: "Los Mormones".  No, no soy polígama. Los polígamos son una congregación de personas que se rehúsan a ser obedientes a las leyes y a los gobernantes. Es más, ¡todavía ni me casé! Jaja!

RojoNaturaleza_06 Si miran en la sidebar, a su mano izquierda, verán bajo el título "Religiuos Girl" ("Chica Religiosa"), los links/enlaces de la Iglesia.

En mi familia soy 2º generación por el lado de mi papá, y por parte de mi mamá, soy 3º generación. Mis abuelos se bautizaron en la Iglesia antes que yo naciera. Mi papá se bautizó unos años antes que mis abuelos. Es decir que mi papá conoció a mi mamá, se enamoraron, se casaron, ¡y acá toy yo!, y me siguen 2 hermanos varones y my Little Sister.

Mi no tan Retoño es la 3º generación por mi lado (siguiendo la línea del autor de mis días), y la 4º, si contamos por el lado de mi mamá.

O sea que vengo de una familia religiosa.

¿A qué viene esta introducción?  A las preguntas de Marina.

pregunta_marina

1º. De qué modo fuiste evolucionando hasta encontrar tu camino espiritual?

Al haber nacido dentro de la religión, todo lo que se refería a principios y normas estaban establecidas en mi casa antes de nacer. Todo es más fácil cuando uno vive la religión. Mi camino espiritual venía por tradición, si lo queremos llamar de alguna manera.

¡PERO! Hay un momento en la vida de todos que realmente nos preguntamos en qué creemos, y que si lo que creemos, como en mi caso, es verdadero. Cuando uno es un niño, todo es más fácil, el tema es cuando entramos a la edad de la adolescencia. Nunca me sentí presionada por el entorno "no miembro". Todos mis amigos me respetaban y sabían de que religión era. Obviamente que me cargaban porque no tomaba alcohol, café, té, drogas, no fumaba ni tenía relaciones sexuales como al mayoría de los adolescentes. Digamos que yo ya sabía lo que quería y mis convicciones eran fuertes.

myheartPero llegado el momento, tuve que plantearme si lo que hacía lo realizaba por convicción o por obligación.

Y como cuando uno necesita saber algo pregunta, yo pregunté en oración sincera a Dios, Nuestro Padre Celestial, si las cosas que yo sabía y vivía eran verdaderas.

Y no crean que se me apareció un Ángel del cielo con manifestaciones celestiales diciéndome: "Ivaaanaaa... siii.... todo es verdaderoo..."

Mi respuesta fue sentir en mi corazón y en mi mente, con un sentimiento claro y profundo, que no dejaba lugar a dudas,  que las cosas que yo sabía, vivía, aprendía, y que me habían enseñado mis padres desde que tenía uso de razón, eran verdaderas.

Sé que cuando los sentimientos que experimentamos en nuestro corazón y en nuestra mente al estar buscando la verdad de todas las cosas son tan fuertes y claras, no necesitamos nada más. No necesitamos experiencias milagrosas ni manifestaciones de ángeles con trompetas y clarinetes para SABER que lo que sentimos, sabemos y lo que creemos, es verdadero.

Todos los días voy evolucionando espiritualmente, porque es continua la búsqueda de conocimiento, tanto por el estudio como por la fe.

2º .De lo que te sucedió con el accidente, y más allá de tu actitud y de tu energía de hoy en día para vivir la vida, cuál fue el aprendizaje más profundo que has logrado de todo esto?

¡A la perinola! ¡Qué pregunta! ¿Aprendizaje más profundo?

A tener paciencia.

elcaminohacialaluz Nunca fui muy paciente. Todo lo quiero YA! para ayer si es posible. Todavía estoy aprendiendo eh? Pero con el accidente tuve que aprender que mis huesos se curan en su debido tiempo, que las medicinas hacen efecto a su debido tiempo, que yo no puedo pretender correr más rápido de lo que me dan las fuerzas, y que todo esto que me pasa me sirve para aprender.

Si, el accidente me sirvió para aprender que no todo es como UNO QUIERE, que hay cosas que suceden y no las entendemos, hasta a veces no las aceptamos, pero que SIEMPRE hay una razón para todo.

Que la paciencia es una virtud y que si no la desarrollamos, si yo no la desarrollo, puedo caer en la desesperación, pero no esa desesperación de no poder hacer cosas, si no esa desesperación de no poder ESPERAR cosas...

Y por suerte yo ESPERO poder caminar algún día, ya sean tres pasos y tener que sentarme, pero sé que requiere de PACIENCIA...

Así que, definitivamente, aprendí y sigo aprendiendo, que tengo que ser paciente.

3º. En los momentos de duda, qué te ayuda a tomar decisiones?

¿Momentos de duda? ¿Decisiones? Mm..., ¡qué pregunta! ¡Jaja! ¡Cómo vinimos, Marina!

Arte de paisajes Primero y principal, hasta te diría lo único: Damián Esteban, mi no tan Retoño....

Pero esto tiene su explicación.

La religión es parte de mi vida, así que voy a contestar por ese lado...

Dudas existenciales, tales como:  ¿Quién soy? ¿Dé donde vengo? ¿Hacia dónde voy? Ya están resueltas con mi Fe y con el conocimiento del Evangelio.

Cuando las dudas son en el plano mundano, si queremos llamarlo de alguna forma, también aplico la fe y mis convicciones en lo que se plantea como una duda.

Por ejemplo: una de las cosas que tuve que hacer con esto del accidente que sufrí, es tomar decisiones sobre cirugías y tratamientos a seguir.

Hubo planteos médicos de que no debía hacerme tantas cirugías seguidas porque las infecciones estaban latentes en los huesos y porque tantas anestesias generales podían terminar en que me quedara "dormida" para todo el viaje...

La duda: ¿Me opero?

Y en el proceso de decidir qué hacer, hubo mucha oración, mucha FE, confiar en el poder de Dios y en su voluntad, confiar en que los médicos tenían el conocimiento obtenido por haber estudiado medicina y por ser excelentes cirujanos en la práctica, pero que todo iba más allá de eso...

Había sido criada sabiendo que Dios existe, que Él había restaurado el Sacerdocio en la tierra y que había delegado Su Poder en manos de hombres dignos, fieles miembros de la Iglesia que tenían la capacidad de bendecirme antes de las cirugías y que, con ayuda de los médicos y de Nuestro Padre Celestial, todo iba a salir bien, y que me podía operar confiando en que los milagros existen y que si tenía que vivir, lo iba a hacer. Yo tenía una misión. Tengo una misión...

retoño_mami Así que lo que más me ayuda a tomar decisiones es mi Fe, es saber que hay algo más después de esta vida, que este tiempo en la tierra es un tiempo de preparación, que yo tengo una misión acá: la de criar a mi no Tan Retoño Damián, la primera y la más importante.

Damián es mi mayor fuente de inspiración y de fuerza para seguir adelante, yo sé que tengo que criarlo y cuidarlo. Que mi Padre Celestial me lo "prestó" en este tiempo para que se lo cuide, le enseñe a ser un hombre de bien, un digno hijo Suyo, y que se lo devuelva a Su Presencia.

Cuando las dudas sobre que hacer con mi vida en esta silla de ruedas me asaltan, pienso que estoy viva gracias a Nuestro Padre Celestial, a saber que tengo a Damián, que Dios tiene un Plan preparado para mí  y que depende pura y exclusivamente de mi cumplimiento, mi dedicación y mi obediencia a los preceptos, principios y mandamientos qué Él me ha dado para progresar junto a mi no tan retoño Damián y ser felices.

hr4-arthur-rehm

¿¿Llegaron hasta acá?? ¡Bieeenn! ¡Jaja!

Sorry, pero estar acá en este mundo no es obra de la casualidad ni de la suerte, soy una chica religiosa. Ser mormona es un estilo de vida que decidí seguir, no solo por haber nacido en una familia miembro de la Iglesia, si no que tuve que preguntar y saber por mí misma si todas estas cosas eran verdaderas, y puedo decir, con total convicción, que si, ¡son verdaderas!

¡Buen Domingo!

Y sonrían.....  Ivana Carina los quiere! ji ji ji jiii.....

0 commentaires:

mensajes bonitos © 2015 - 2016 : All Rights Reserved